Acostar al bebé con los padres: una elección personal

< ver Archivo

Las cunas existen para los bebés desde tiempos muy antiguos. No obstante, hoy en día siguen existiendo muchas culturas en las que la práctica habitual es que los bebés duerman con la madre hasta edades relativamente avanzadas, como los 5 ó 6 años.

Cuidado del bebé

Las cunas existen para los bebés desde tiempos muy antiguos. No obstante, hoy en día siguen existiendo muchas culturas en las que la práctica habitual es que los bebés duerman con la madre hasta edades relativamente avanzadas, como los 5 ó 6 años.

En circunstancias normales, ninguna madre ha aplastado a su bebé mientras éste dormía a su lado. De forma instintiva, la madre se adapta a la presencia de su hijo aunque esté dormida, entre otras cosas porque su oído se agudiza de forma notable. Es por ello que antiguamente se hablaba de "oreja de nodriza" para hacer referencia a un oído muy fino.

Podría darse algún caso de aplastamiento o asfixia en circunstancias excepcionales. En caso de que la madre haya consumido sustancias psicodepresoras, tales como el alcohol, algunas drogas, ansiolíticos o somníferos en general, es preferible poner al bebé en la cuna para evitar riesgos.

Pero, por lo demás, es una cuestión de elección personal: unas familias prefieren tener a los bebés en cunas y otras prefieren la intimidad que proporciona dormir con el bebé.

Muchos padres reconocen que duermen mucho más tranquilos si tienen cerca a su bebé. Muchas de las madres que optan por la lactancia materna, estan de acuerdo en que no tener que levantarse para dar el pecho al bebé es ciertamente mucho más cómodo.

Sólo conviene estar seguros de que la cama sea lo suficientemente amplia para todos y que el colchón sea firme. Para aumentar la seguridad y de cara a prevenir el síndrome de muerte súbita, no se debe fumar en esa habitación.

Otra opción es colocar la cuna junto a la cama, con uno de los laterales bajados y los colchones a la misma altura, de forma que si el bebé necesita mamar o ser consolado, se le puede acercar alargando el brazo. Cuando el bebé vuelve a quedarse dormido, ponle de nuevo en la cuna. Existen modelos especiales de cuna adaptadas a este fin.

Durante mucho tiempo, aunque sólo en la cultura occidental, se ha mantenido la creencia de que acostar al bebé aparte, sacándolo de la habitación de los padres a los pocos meses de vida, propiciaba la independencia de los niños. No es verdad que acostar a los bebés lejos de los padres les haga más autónomos. La forma de educar y ayudar a madurar a un hijo no tiene que ver sólo con el lugar donde duerme el niño, sino con cómo es la relación entre padres e hijo durante todo el día.



Home | Nuestra compañia | Notas y Consejos | Guía para padres | Compras On-line | Regalos de Nacimiento | Contacto / Newsletter
___________________________________________________________________________________________________________

The Baby Market
© Copyright 2006 | Todos los derechos reservados.
 Segundo Nivel Altopalermo Centros Comerciales - Ciudad Autonoma de Bs.As.- Argentina. info@thebabymarket.com.ar


Diseño Web :: Diseño Web